El Aceite de Rosa Mosqueta y sus Fantásticas Propiedades

El Aceite de Rosa Mosqueta y sus Fantásticas Propiedades

¿Para que sirve el aceite de rosa mosqueta?

Conocida en diversos círculos como la planta de la eterna juventud, la rosa mosqueta se emplea cada vez más en cosmética y medicina natural. Esto es debido a sus fantásticas propiedades, que incluyen la prevención y eliminación de arrugas, cicatrices, estrías provocadas por el embarazo y los cambios bruscos de peso, etc.

El aceite de rosa mosqueta se extrae de un arbusto silvestre de unos 3 metros de altura, llamado rosa moschata. Su origen podría estar el Himalaya, pero también se encuentra en zonas de Chile, de Perú y de la Patagonia. Da unas flores blancas y unos frutos rojizos, dentro de los cuales están las semillas de la planta, que son las que se utilizan para hacer el aceite de rosa mosqueta.

Obtención del aceite de rosa mosqueta

aceite de rosa mosqueta

Las semillas de la rosa mosqueta pasan por un proceso minucioso antes de ser procesadas para la obtención del aceite:

  • La cosecha se realiza de manera manual entre los meses de febrero y abril, justo después de que las flores pierdan sus pétalos. La recolección requiere un cuidado especial para que la cáscara del fruto no se dañe en el proceso.
  • Antes de proceder al secado y deshidratación en bandejas y horno, los frutos obtenidos pasan por el pre-secado al sol. Es muy importante el control exhaustivo de la temperatura de los hornos, para evitar que se pierdan las propiedades de las semillas.
  • El fruto deshidratado se separa de la semilla y esta pasa a la siguiente parte del proceso.
  • Una vez que hemos seleccionado únicamente las semillas, estas se prensan en frío para obtener el aceite.

Al finalizar el prensado, se obtiene un aceite de color ámbar. Esta es la forma mas pura de este aceite pero, dado que puede contener algunas sustancias tóxicas, se refina posteriormente. En el proceso de refinado se eliminan los posibles alergenos, obteniendo al final un aceite transparente, de textura ligera no grasa, con importantes propiedades.

Composición y propiedades del aceite de rosa mosqueta

El aceite de rosa mosqueta tiene un alto contenido en ácidos grasos poliinsaturados, como el famoso omega 3, el ácido oleico, el linolénico y el linoleico entre otros, todos ellos relacionados con la producción del colágeno.

Asimismo posee grandes cantidades de vitaminas C, A y E y propiedades antioxidantes naturales. Podemos dividir las propiedades que presenta la rosa mosqueta en 2 grandes grupos: los efectos beneficiosos para nuestro organismo y las mejoras que provoca en nuestra piel.

De este modo, la planta de rosa mosqueta se puede tomar en infusión sirviendo esta de refuerzo para el sistema inmunológico, para combatir los síntomas de la gripe y los resfriados, y también como diurético, de fuente de vitaminas y de regenerador celular. Pero es su aplicación externa, mediante el uso de aceite de rosa mosqueta, la que más beneficios evidentes ofrece.

Beneficios del aceite de rosa mosqueta para la piel

rosa mosqueta

No importa la edad que tengamos, todos podemos beneficiarnos de las propiedades del aceite de rosa mosqueta para nuestra piel.

Al ser un aceite, se extiende de manera fácil, además es ligero, se absorbe con facilidad y tiene una textura muy agradable.

En cuanto a otras cualidades, su uso en tratamientos de belleza está muy extendida sobre todo debido a que:

  • Contribuye a mejorar del tono general de la piel unificando la pigmentación y equilibrando la producción de melanina. Las manchas de la piel que aparecen con la edad se ven atenuadas gracias a la acción del aceite de rosa mosqueta. También sirve como calmante en caso de una excesiva exposición solar.
  • Es un excelente regenerador y contribuye a la reducción de cicatrices y de estrías. Esto lo hace especialmente indicado para personas que hayan padecido acné y tengan algunas marcas debido a este, y también para mujeres embarazadas como método de prevención contra las estrías en los últimos meses de la gestación. De igual modo, las personas que se hayan sometido a alguna cirugía, pueden disminuir las cicatrices y abultamientos de la piel producidos por la operación, aplicando este aceite sobre la zona.
  • El aceite de rosa mosqueta ayuda en la disminución de lineas de expresión y arrugas y contribuye a su prevención. La vitamina C y el ácido graso omega 3 son potentes rejuvenecedores que mejoran la regeneración celular y nos ayudan a obtener un aspecto más joven.
  • El cuero cabelludo dañado y seco provoca incómodos picores que desaparecen al aplicar aceite de rosa mosqueta. El aceite de rosa mosqueta nos ayuda a combatir la sequedad, principal causa del picor, y contribuye a mantener nuestro cuero cabelludo sano.

Todas estas propiedades del aceite de rosa mosqueta están avaladas por estudios científicos, como el realizado en la Facultad de Química y Farmacología de la Universidad de Concepción en Chile. Un total de 200 personas con cicatrices por cirugía, quemaduras y otras afecciones de la piel, comprobaron como la utilización continua de este aceite atenuaba su problema de manera efectiva. Las propiedades cicatrizantes y rejuvenecedoras de este aceite quedaron así demostradas.

Los estudios sobre el foto envejecimiento prematuro también arrojan luz acerca de las propiedades del aceite de rosa mosqueta. Un total de 20 mujeres de edades comprendidas entre los 25 y 35 años, con diversas marcas y manchas provocadas por la exposición al sol, experimentaron una gran mejoría a partir de la tercera semana de tratamiento.

El aceite de rosa mosqueta es, por lo tanto, un importante aliado para nuestra salud y belleza. No tiene rival en la regeneración de tejidos y disminución de cicatrices, al mismo tiempo que contribuye a que consigamos para nuestra piel un aspecto más sano y uniforme y un tacto más suave.

Hábitos saludables: los 5 pilares de una vida sana

Hábitos saludables: los 5 pilares de una vida sana

Hábitos Saludables

Nuestra vida diaria está sometida a mucha tensión, esto hace que nos encontremos a veces sin energía y de mal humor. Hay cinco hábitos saludables fundamentales que podemos cuidar en nuestro día a día para tener una vida más sana y equilibrada, para encontrarnos más a gusto con nosotros mismos y poder disfrutar de la vida tal y como deseamos.

Estos cinco pilares fundamentales son:

Alimentación, relajación, meditación, respiración y ejercicio físico.

Alimentación saludable

Habitos saludables para una vida sana - alimentación

cortesía de Grant Cochrane en freedigitalphotos.net

Está claro que lo que ingerimos es fundamental para sentirnos bien. Sin embargo suele ser difícil conseguir llevar una dieta equilibrada que nos aporte todos los nutrientes necesarios sin que redunde en un sobrepeso.

La información que hay sobre alimentación es muy grande y muchas veces se contradice, así por ejemplo podemos encontrar especialistas que defienden la pirámide nutricional y otros que la dan por obsoleta. Unos demonizan las proteínas mientras que otros las defienden. Por otro lado también se habla de las combinaciones recomendadas, por ejemplo, no mezclar hidratos de carbono con proteínas o tomar fruta sólo en ayunas.

Puedes leer toda la bibliografía que quieras sobre alimentación, puedes acudir a especialistas en nutrición o seguir dietas específicas pero cada uno sabe más o menos que eso bueno y qué no lo es tanto a la hora de llenar el plato. Escuchar a tu propio cuerpo es la mejor manera de saber qué comer, intentando identificar los alimentos que mejor te sientan y la cantidad justa que necesitas.

En lo que sí que parece que hay más acuerdo es que la cantidad de comida es fundamental, hay que dejar de comer antes de llenarse. Los estudios con animales así lo corroboran consiguiendo alargar la vida de estos por el simple hecho de reducir la cantidad de comida. Una buena manera es introducir algún ayuno corto de vez en cuando, por ejemplo, un día a la semana.

Respiración

Al igual que la alimentación, la respiración es fundamental en nuestra vida diaria ya que es un proceso que se mantiene activo durante todo toda nuestra vida.

La función de la respiración consiste en llevar oxígeno a cada una de nuestras células. Lamentablemente nuestra forma de respirar dista mucho de lo que debiera ser, muchas veces a causa de la tensión diaria y a la falta de conocimiento, respiramos superficialmente.

Es fácil, si te fijas, ver a la gente al respirar mover la parte superior de los pulmones, sobre todo en momentos de ansiedad y estrés. Esta es la denominada respiración clavicular, las clavículas parece que suben de ahí el nombre que toma. Esta es la respiración menos efectiva ya que usa la parte más pequeña de los pulmones sin embargo es útil en mujeres embarazadas ya que el feto puede presionar el diafragma.

También  es bueno saber controlarla como parte última de una respiración completa para aprovechar al máximo la capacidad pulmonar. Existen numerosas técnicas de yoga para practicar la respiración cada una con un fin determinado pero lo más importante es saber respirar en el día a día.

Una respiración completa consiste en empezar a respirar por el abdomen, notando como este se va llenando, posteriormente se llena la zona intercostal, si ponemos las manos a los lados de las costillas notaremos como se mueven y finalmente la zona clavicular de la que ya hemos hablado antes. Cada una de las tres fases es conveniente practicarla por separado para hacernos conscientes de cada una de ellas y después juntarlas es una única respiración.

Meditación

La meditación es una práctica que consiste en focalizar la atención en algo ya sea un objeto, un sonido, un movimiento, etc. con el objetivo de someter a la mente a un estado de quietud en la que los pensamientos desaparecen. La práctica de la meditación requiere cierta disciplina y continuidad pero los beneficios que se derivan de ella son muy grandes. Se llevan realizando estudios desde los años 60 siempre con excelentes resultados, entre sus beneficios destacan:

-Relajación y tranquilidad en la vida diaria, reducción de la ansiedad

Aumento de la memoria, la capacidad creativa, la atención y la intuición

-Estimula el sistema inmunológico, disminuye el dolor y las inflamaciones

Hay multitud de tipos de meditación y todas son buenas pero cada persona es distinta y lo mejor es ir probando cual se adapta mejor a ti. Dicho esto, una de las más sencillas y usadas consiste en tomar como punto de enfoque la respiración. Seguir el proceso de la respiración en cada una de sus fases poniendo atención plena en cada paso a las sensaciones que produce el aire al entrar y al salir.

Relajación

Nuestro cuerpo está sometido a una tensión constante debido a nuestro ritmo diario. Las malas posturas, las prisas, el estrés puede provocarnos un estado de tensión continuo. Hacer una relajación consciente de todo el cuerpo puede resultar muy beneficioso. Por ejemplo puedes tumbarte en el suelo o en la cama e ir visualizando cada parte de tu cuerpo notando como se va relajando poco a poco hasta que todo el cuerpo se encuentre en un estado de relajación total. Además el proceso de relajación puede ayudar mucho a un posterior proceso de meditación.

Ejercicio físico

Habitos saludables para una vida sana - ejercicio

cortesía de arztsamui en freedigitalphotos.net

Es indiscutible que incorporar el ejercicio físico a la vida diaria produce beneficios tanto físicos como emocionales. El ejercicio físico mantiene  el tono muscular, algo fundamental tanto a nivel de postura como de energía. La musculatura del cuerpo tiende a disminuir a medida que nos hacemos mayores por eso que se utiliza como marcador biológico del envejecimiento.

El ejercicio físico conlleva un gasto de calorías que nos permite conseguir equilibrio en el peso corporal, además favorece otros procesos como mejorar la respiración  y el flujo sanguíneo y es bueno para reducir el colesterol.

En cuanto a qué ejercicio hacer depende mucho de las condiciones iniciales, la edad, lesiones, etc. Es conveniente hacer algo que te guste y te motive. Puedes simplemente andar todos los días 1 hora o apuntarte a algún tipo de disciplina como el yoga o el aerobic. El trabajo con pesas es también una buena opción ya que se ha demostrado que incluso en personal de la tercera edad resulta beneficioso, siempre con asesoramiento de especialistas.

Estamos seguros que implementando estos sencillos hábitos saludables en nuestro día a día se puede conseguir llevar una vida mucho más sana y en armonía.

Qué son los probióticos y cuales son sus propiedades

Qué son los probióticos y cuales son sus propiedades

Qué son los probióticos y cuáles son sus propiedades

Los probióticos son microorganismos que se encuentran en algunos alimentos y que tomados en concentraciones adecuadas pueden producir beneficios demostrados en el organismo. Hoy en día se pueden encontrar en numerosos formatos, la forma habitual es en los productos lácteos, también se comercializan alimentos a los que se han añadido probióticos, existen bebidas, cápsulas, sobres y comprimidos.

La flora bacteriana e intestinal

Qué son los probióticos - flora intestinal

Cortesía de renjith krishnan en freedigitalphotos.net

Nuestro cuerpo da cobijo a multitud de microorganismos: bacterias,hongos, virus y protozoos. En general estos microorganismos no producen ningún daño en nuestro organismo. A esta gran variedad de vida microscópica que está en la superficie y en el interior de nuestro cuerpo se le conoce como flora bacteriana. Se encuentran en la piel, el intestino, el tracto urinario, la nariz y la boca, es decir, las zonas más expuestas al medio ambiente. Sin embargo, los tejidos internos suelen ser estériles.

Cada individuo posee una flora bacteriana distinta así por ejemplo nuestra flora va cambiando desde que nacemos y depende de muchos factores como nuestro medio ambiente y lo que comemos.

Cómo actúan los probióticos

En la flora intestinal se alojan distintos tipos de bacterias, la mayoría no son perjudiciales para la salud e incluso hay algunas que ayudan en distintos cometidos. Por ejemplo la digestión, ya que existen algunos tipos de carbohidratos que el cuerpo no puede absorber y son digeridos por diversas bacterias alojadas en el colon, en la fermentación se producen gases y el olor característico.

Otra función es ayudar al sistema inmunológico ya que enseñan a los linfocitos a diferenciar los agentes invasores, por eso es tan importante la alimentación de los recién nacidos. Así las bacterias tienen una relación de simbiosis con nosotros.

Cuando tomarlos

Como hemos visto, las bacterias tienen unas funciones importantes en el organismo, así pues, cuando se produce una falta o proliferación de cualquiera de los microorganismos en el cuerpo los probióticos ayudan a volver a restablecer el equilibrio.

En determinadas situaciones es conveniente tomarlos, por ejemplo, en casos de gastroenteritis o enfermedades acompañadas con diarrea es conveniente tomar probióticos ya que esta produce un barrido de la flora intestinal que puede llevar a un desequilibrio del sistema inmunológico.

Por otro lado los antibióticos matan y evitan que se reproduzcan las bacterias, independientemente de si son buenas o malas. Así en tratamientos con antibióticos se recomienda también tomar probióticos para recuperar la flora perdida. Es importante que su toma sea como mínimo dos horas después del antibiótico, para que las bacterias no sean destruidas por este.

Los probióticos pueden ser útiles en distintas patologías tales como:

-malestar intestinal, estreñimiento: produce mejora del tracto intestinal

-Ajuste de los niveles de colesterol y de trigliceridos

-Alergias

-Infecciones uro genitales

-Enfermedades inflamatorias del intestino

-Candidiasis vaginal

Tipos de probióticos

Los tipos más frecuentes son lactobacillus y bifidobacterium, teniendo cada uno numerosas cepas distintas. También son muy utilizados algunos tipos de streptococcus como el thermophilus y el lactis. Este último suele estar en los yogures.

En cada producto podemos encontrar uno o varios mezclados. En el mercado podemos encontrar gran variedad de tipos desde los preparados de farmacia, los complementos alimenticios en distintos formatos, los sueros para hidratar(generalmente a causa de la diarrea) y bebidas lácteas muy famosas.

Es importante guardarlos a temperatura baja en el frigorífico para una óptima conservación.

Como tomarlos

La toma de probióticos debe ser controlada, citando a Paracelso «el veneno está en la dosis», así no se recomienda tomar más de un mes seguido alimentos con probióticos, esto no incluye alimentos fermentados.

El tratamiento de los niños debe dejarse en manos de profesionales ya que un cuerpo en crecimiento tiene que aprender a alcanzar un delicado equilibrio y un exceso de probióticos puede hacer que el organismo se acostumbre a recibir constantemente ayuda desde el exterior de manera que al cortar dicha ayuda se produzcan desequilibrios que pueden afectar a la salud.

Como hemos visto, los probióticos usados de manera controlada y en las cantidades adecuadas pueden ser muy beneficiosos para nuestra salud.