El Aceite de Rosa Mosqueta y sus Fantásticas Propiedades

El Aceite de Rosa Mosqueta y sus Fantásticas Propiedades

¿Para que sirve el aceite de rosa mosqueta?

Conocida en diversos círculos como la planta de la eterna juventud, la rosa mosqueta se emplea cada vez más en cosmética y medicina natural. Esto es debido a sus fantásticas propiedades, que incluyen la prevención y eliminación de arrugas, cicatrices, estrías provocadas por el embarazo y los cambios bruscos de peso, etc.

El aceite de rosa mosqueta se extrae de un arbusto silvestre de unos 3 metros de altura, llamado rosa moschata. Su origen podría estar el Himalaya, pero también se encuentra en zonas de Chile, de Perú y de la Patagonia. Da unas flores blancas y unos frutos rojizos, dentro de los cuales están las semillas de la planta, que son las que se utilizan para hacer el aceite de rosa mosqueta.

Obtención del aceite de rosa mosqueta

aceite de rosa mosqueta

Las semillas de la rosa mosqueta pasan por un proceso minucioso antes de ser procesadas para la obtención del aceite:

  • La cosecha se realiza de manera manual entre los meses de febrero y abril, justo después de que las flores pierdan sus pétalos. La recolección requiere un cuidado especial para que la cáscara del fruto no se dañe en el proceso.
  • Antes de proceder al secado y deshidratación en bandejas y horno, los frutos obtenidos pasan por el pre-secado al sol. Es muy importante el control exhaustivo de la temperatura de los hornos, para evitar que se pierdan las propiedades de las semillas.
  • El fruto deshidratado se separa de la semilla y esta pasa a la siguiente parte del proceso.
  • Una vez que hemos seleccionado únicamente las semillas, estas se prensan en frío para obtener el aceite.

Al finalizar el prensado, se obtiene un aceite de color ámbar. Esta es la forma mas pura de este aceite pero, dado que puede contener algunas sustancias tóxicas, se refina posteriormente. En el proceso de refinado se eliminan los posibles alergenos, obteniendo al final un aceite transparente, de textura ligera no grasa, con importantes propiedades.

Composición y propiedades del aceite de rosa mosqueta

El aceite de rosa mosqueta tiene un alto contenido en ácidos grasos poliinsaturados, como el famoso omega 3, el ácido oleico, el linolénico y el linoleico entre otros, todos ellos relacionados con la producción del colágeno.

Asimismo posee grandes cantidades de vitaminas C, A y E y propiedades antioxidantes naturales. Podemos dividir las propiedades que presenta la rosa mosqueta en 2 grandes grupos: los efectos beneficiosos para nuestro organismo y las mejoras que provoca en nuestra piel.

De este modo, la planta de rosa mosqueta se puede tomar en infusión sirviendo esta de refuerzo para el sistema inmunológico, para combatir los síntomas de la gripe y los resfriados, y también como diurético, de fuente de vitaminas y de regenerador celular. Pero es su aplicación externa, mediante el uso de aceite de rosa mosqueta, la que más beneficios evidentes ofrece.

Beneficios del aceite de rosa mosqueta para la piel

rosa mosqueta

No importa la edad que tengamos, todos podemos beneficiarnos de las propiedades del aceite de rosa mosqueta para nuestra piel.

Al ser un aceite, se extiende de manera fácil, además es ligero, se absorbe con facilidad y tiene una textura muy agradable.

En cuanto a otras cualidades, su uso en tratamientos de belleza está muy extendida sobre todo debido a que:

  • Contribuye a mejorar del tono general de la piel unificando la pigmentación y equilibrando la producción de melanina. Las manchas de la piel que aparecen con la edad se ven atenuadas gracias a la acción del aceite de rosa mosqueta. También sirve como calmante en caso de una excesiva exposición solar.
  • Es un excelente regenerador y contribuye a la reducción de cicatrices y de estrías. Esto lo hace especialmente indicado para personas que hayan padecido acné y tengan algunas marcas debido a este, y también para mujeres embarazadas como método de prevención contra las estrías en los últimos meses de la gestación. De igual modo, las personas que se hayan sometido a alguna cirugía, pueden disminuir las cicatrices y abultamientos de la piel producidos por la operación, aplicando este aceite sobre la zona.
  • El aceite de rosa mosqueta ayuda en la disminución de lineas de expresión y arrugas y contribuye a su prevención. La vitamina C y el ácido graso omega 3 son potentes rejuvenecedores que mejoran la regeneración celular y nos ayudan a obtener un aspecto más joven.
  • El cuero cabelludo dañado y seco provoca incómodos picores que desaparecen al aplicar aceite de rosa mosqueta. El aceite de rosa mosqueta nos ayuda a combatir la sequedad, principal causa del picor, y contribuye a mantener nuestro cuero cabelludo sano.

Todas estas propiedades del aceite de rosa mosqueta están avaladas por estudios científicos, como el realizado en la Facultad de Química y Farmacología de la Universidad de Concepción en Chile. Un total de 200 personas con cicatrices por cirugía, quemaduras y otras afecciones de la piel, comprobaron como la utilización continua de este aceite atenuaba su problema de manera efectiva. Las propiedades cicatrizantes y rejuvenecedoras de este aceite quedaron así demostradas.

Los estudios sobre el foto envejecimiento prematuro también arrojan luz acerca de las propiedades del aceite de rosa mosqueta. Un total de 20 mujeres de edades comprendidas entre los 25 y 35 años, con diversas marcas y manchas provocadas por la exposición al sol, experimentaron una gran mejoría a partir de la tercera semana de tratamiento.

El aceite de rosa mosqueta es, por lo tanto, un importante aliado para nuestra salud y belleza. No tiene rival en la regeneración de tejidos y disminución de cicatrices, al mismo tiempo que contribuye a que consigamos para nuestra piel un aspecto más sano y uniforme y un tacto más suave.

Aceite de Argán

Aceite de Argán

Aceite de Argán

Qué es el Aceite de Argán

El aceite de Argán se obtiene prensando la nuez de la fruta del árbol de Argán, el cual solo se encuentra en Marruecos.

El árbol de Argán suele vivir entre 150 y 200 años y no empieza a producir frutos hasta que alcanza los 30 ó 50 años de edad. Debido a que el árbol solo se encuentra en áreas muy específicas, el aceite de Argán es un bien escaso.

El aceite de Argán y las cabras en Marruecos

Las cabras de montaña en Marruecos comen la fruta del árbol de Argán. Las cabras suelen subirse a los árboles para poder así alcanzar los frutos. Cabe decir que los árboles de Argán no son demasiado altos.

Los productores de aceite de Argán cogían los excrementos de las cabras y extraían de ellas las semillas de Argán completamente sin digerir para elaborar el tan preciado aceite de Argán.

Aunque todavía hay algunos productores que emplean esta técnica tradicional, hoy en día ya no se necesita la ayuda de las cabras para producir dicho aceite.

El aceite de Argán como alimento

El aceite de argán es bueno para aliñar ensaladas, mojar pan y puede ser usado en muchos platos.

El aceite de Argán como aliado de la belleza

aceite de argán

El aceite de Argán tiene múltiples usos y beneficios interesantes en los tratamientos de belleza:

– Pelo: El aceite de Argán es un gran producto para el cabello encrespado, añade humedad al pelo seco y le da brillo. Hay que aplicarlo al cabello húmedo para un tratamiento integral o aplicarlo a las puntas secas cuando el pelo se ha secado.

– Cuero cabelludo: Para el cuero cabelludo seco conviene aplicar aceite de Argán a una bola de algodón y pasarlo después por la zona. Lo mejor es hacerlo por la noche para que el cuero cabelludo tenga tiempo de humedecerse bien antes de lavarlo por la mañana.

– Rostro: Aunque parecería poco prudente aplicarse aceite puro en la cara, el aceite de Argán en cambio proporciona al rostro suavidad y brillo y es en esencia un buen modo de hidratar la cara por la mañana.

– Cuerpo: El aceite de Argán es un buen hidratante para todo el cuerpo. Basta aplicar la misma cantidad que se usaría con una loción o crema. Para lograr los mejores efectos de hidratación conviene aplicarlo justo después de salir de la ducha.

– Manos: El aceite de Argán es muy bueno para las manos y también para las uñas que tienden a romperse con facilidad.

Productos basados en el aceite de Argán

 aceite de argan productos

Debido a sus cada vez más populares beneficios muchas compañías de belleza y cosméticos se han apresurado a comercializar ciertos productos basados en el aceite de Argán. Aunque es un producto de gama media, la concentración y la pequeña cantidad necesaria para obtener los efectos beneficiosos hace que no sea muy costoso.

El aceite de Argán es en definitiva un producto con múltiples usos y beneficios de pies a cabeza.

El aceite de Argán es uno de esos productos que están en boca de todos desde hace poco. Los beneficios que aporta a la salud, sus capacidades regenerativas y suavizantes y sus otras múltiples aplicaciones, han convertido a este producto en un aliado imprescindible de la belleza y la salud.

Este aceite proviene de un árbol que crece principalmente en la Arganeraie, una reserva de la biosfera del sur de Marruecos, y al que se conoce como árbol de Arganda Spinosa. También se pueden encontrar ejemplares sueltos en ciertas zonas de México y de Andalucía. Las semillas de la Arganda Spinosa, similares a las almendras, se prensan hasta obtener un aceite con alto contenido en ácidos poliinsaturados como el oleico (45%) y el linoléico (35%).

Las tribus bereberes llevan utilizando este aceite desde hace siglos tal y como nosotros empleamos los aceites de girasol y de oliva, y también aprovechan la pasta resultante del prensado para crear un pan muy característico.

Efectos beneficiosos del aceite de Argán

aceite argán

Tanto consumiéndolo, como utilizándolo directamente sobre la piel, podemos conseguir beneficios visibles con el uso del aceite de Argán.

Veamos algunos de ellos:

–  Combate el acné: el aceite de Argán actúa como regulador en la producción de sebo y, por lo tanto, ayuda a conseguir que los poros se destapen. Necesitaremos realizar el proceso 2 veces al día: por la mañana y por la noche. Para ello, primero lavaremos nuestro rostro con un jabón neutro y después nos masajeamos el rostro con 2 gotas de aceite. Este será absorbido por nuestra piel y en unas 3 semanas veremos como el problema ha desaparecido.

– Mejora la dureza de las uñas: Simplemente aplicando el aceite mezclado con zumo de limón con un pincel sobre nuestras uñas y masajeando durante un buen rato, estaremos fortaleciéndolas.

– Aporta nutrición y suavidad al cabello: podemos echar una gota de aceite de Argán una vez que hemos lavado el cabello y distribuirlo uniformemente. O bien, utilizarlo como mascarilla aplicando una cucharadita antes del lavado.

– Quita el encrespamiento del cabello: con el cabello seco aplicamos dos gotas de aceite sobre nuestras manos y las distribuimos uniformemente. Además de eliminar el encrespamiento, estaremos aportando nutrientes esenciales a nuestro pelo.

– Alivia las quemaduras del sol y combate enfermedades de la piel como la neurodermitis y la psoriasis: si nos hemos pasado con el sol, podemos aprovechar las propiedades regenerativas y calmantes de este aceite simplemente aplicando un poco en la zona afectada. Del mismo modo aliviará las zonas afectadas por enfermedades cutáneas.

– Tiene un gran efecto antiedad: esto es gracias a su alto contenido en antioxidantes y en vitamina E. Recientes estudios han demostrado que el aceite de Argán es capaz de rejuvenecer las células simplemente mediante la ingesta de dos cucharaditas diarias. También podemos utilizar el mismo método explicado para combatir el acné, ya que con este conseguiremos mejorar el tono general de nuestra piel.

– Posee propiedades antisépticas y fungicidas: si tenemos la mala suerte de tener hongos en los pies, la aplicación localizada del aceite de Argán puede ser de gran utilidad. Como siempre, no es necesario utilizar mucha cantidad, ya que al ser un aceite se extiende bastante bien.

– Mejora la flexibilidad de la piel: podemos emplear el aceite de Argán tras la ducha con la piel mojada. Así conseguiremos más elasticidad y un aspecto mucho tonificado.

– Desmaquillador: Pasar un algodón impregnado en aceite de Argán ayudará a que todo el maquillaje de la cara y los ojos se vaya en un momento. Además, resulta perfecto si tenemos alguna alergia a los cosméticos, pues al ser totalmente natural, este aceite no tiene contraindicaciones.

– Contra la celulitis: podemos crear una mascarilla para combatir la celulitis con 2 cucharaditas de aceite de Argán, 4 cucharadas de yogur natural y la pulpa de una hoja de aloe vera. Aplicaremos la mezcla sobre la zona a tratar, frotando bien con un guante de crin y la dejaremos reposar 20 minutos. Tendremos que repetir la operación unas 2 o 3 veces semanales.

– Como cicatrizante y para disminuir las estrías: con un masaje diario sobre la zona afectada, dejando que la piel absorba bien el aceite, disminuiremos poco a poco pequeñas cicatrices y estrías. También mejora el aspecto de las cicatrices quirúrgicas.

– Además se están estudiando posibles propiedades anticancerígenas del aceite de Argán, especialmente su efecto preventivo sobre los cánceres de mama, de colon y de pulmón.

Cómo encontrarlo:

argan aceite propiedades

En el mercado hay una gran variedad de productos que contienen aceite de argán en su composición. Así que es muy común encontrar jabones, champús y cremas con este aceite.

El aceite de Argán puro es de un color dorado y apenas tiene aroma. Es algo caro y se presenta en frascos, pero que dadas sus amplias propiedades merece la pena adquirirlo.

Si queremos asegurarnos de que estamos comprando el más puro del mercado en la etiqueta del producto sólo debe aparecer Argania spinosa y un conservante, tipo vitamina E o Tocopherol. También hay veces que se presenta mezclado con aceite de almendras dulces, lo que supone una gran opción si no somos capaces de encontrarlo puro.

El mejor sitio para encontrar productos basados en el aceite de Argán es en tiendas de cosmética natural, herboristerías y para-farmacias. Estos especialistas sabrán asesorarnos de cual es que el mejor se adapta al uso que queremos darle.  También podemos buscarlo en Internet ya que muchas webs especializadas nos venden este aceite a precios bastante competitivos y con pocos gastos de envío.

Así, con las beneficiosas propiedades del aceite de Argán, es normal que su consumo se esté extendiendo. Diferentes productos cosméticos lo incorporan aunque repetimos que lo ideal es tratar de conseguirlo puro.

argan aceite

Qué es el aceite de onagra. Propiedades

Qué es el aceite de onagra. Propiedades

Aceite de Onagra

La Onagra U Oenathera biennis es una planta originaria de Norte América aunque también se puede encontrar en algunas zonas de Europa y de Asia.

Sus fantásticas propiedades las conocían muy bien los indios americanos que usaban la planta y sus semillas con fines medicinales desde hacía siglos.

Toda la planta es comestible desde la raíz hasta las hojas aunque desde el punto de vista medicinal la parte más interesante de la onagra son las semillas de sus flores de las que se extraen, mediante extrusión en frió, el maravilloso aceite de onagra.

Sus usos son muy variados y no solo se restringen al cabello, la piel o las uñas, sino que incluso puede usarse el aceite de onagra en la menopausia, para aliviar los síntomas de los cambios hormonales que se producen.

Composición

aceite de onagra - compuestos

cortesía de tungphoto freedigitalphotos.net

El aceite de onagra es rico en aceites esenciales (AGE) poliinsaturados, en concreto, el Omega 6, sobre todo ácido linoleico 70% y ácido α-linoleico (AGL) 10%.

Son esenciales debido a que no los puede crear el organismo y por tanto hay que proveerlos al cuerpo en la alimentación. Además contiene también minerales, fibra, vitaminas y aminoácidos.

-Ácidos  linoleico,  α-linoleico, β-linoleico, γ-linoleico, oleico, esteárico, aspártico, palmítico,    elágico, glutamínico.

-Vitaminas: vitamina C (ácido ascórbico)

-Minerales: Potasio, cobre, hierro, fósforo, magnesio, manganeso, zinc y calcio.

-Aminoácidos: glicina, lisina, fenilalanina, arginina, leucina, histidina, prolina

Propiedades

El aceite de onagra es bien conocido por algunas mujeres ya que entre sus beneficios se encuentra el de reducir los síntomas del síndrome pre menstrual con las molestias que acarrea, como el hinchazón  de vientre, el dolor en las mamas, nauseas y dolores.

También es útil con las molestias de la menopausia. Se dice que el aceite de onagra es un remedio natural para los quistes benignos mamarios y de ovario y  es bueno para la endometriosis.

Por otra parte tiene otros usos medicinales:

Favorece la circulación de la sangre con los beneficios que eso conlleva como: mejora la impotencia, ayuda a prevenir la caída del pelo debido al riego del folículo piloso, mejora la salud de las uñas. Ayuda a bajar el colesterol malo LDL, reduce las varices y las hemorroides debido a sus propiedades anti coagulantes.

Se han reportado mejoras en enfermedades como la esclerosis múltiple al reforzar los linfocitos T de nuestro sistema inmune.

Además el aceite de onagra ayuda a nuestro sistema digestivo ya que protege las mucosas gástricas y sus propiedades anti inflamatorias evitan algunas enfermedades como la colitis ulcerosa.

Otro de los usos del aceite de onagra, otra vez, debido a sus propiedades anti inflamatorias, es en la artritis. Los estudios hablan de reducción del dolor y una mayor flexibilidad.

A parte de ingerido, el aceite de onagra puede ser usado de forma externa para problemas cutáneos tales como:

Acné: reduce la inflamación de los órganos y evita la acumulación de grasa

Psoriasis: disminuye los síntomas debido a su efecto anti inflamatorio

Sequedad: el aceite de onagra retiene la humedad aportando hidratación a la piel

Eccemas: resulta efectivo en la reducción del picor y la hidratación de la piel

Efectos adversos:

Se pueden manifestar dolores leves de cabeza y trastornos digestivos que no revisten mayor gravedad. Se debe extremar la precaución, sobre todo, si se sigue algún tratamiento con medicamentos para enfermedades mentales por su posible reacción.

Como siempre, podemos ver como la naturaleza está llena de plantas extraordinarias de las que podemos extraer aceites con fantásticas propiedades como en este caso del Aceite de Onagra.